20140911

Más opciones verdes

¿Qué te pareció el post de la semana pasada? ¿Ya pensaste cómo vas a poner en práctica todos nuestros consejos? Hoy seguimos con el tema, vamos a hablar de todo: sobre plantas en el interior, jardines verticales y terrazas verdes. Esperamos que más allá de las lluvias estés disfrutando de este nuevo septiembre y que estés haciendo miles de planes para cuando se termine de instalar el buen tiempo.

Plantas adentro
Probablemente estés pensando que las plantas de interior te hacen acordar a la casa de una tía o abuela, que tenía tantas que sentías que se te venían encima. Seguramente te parece algo anticuado pero hace algún tiempo que la tendencia se ha reinventado (como siempre sucede), para llegar a las nuevas generaciones e incorporarse hasta en los ambientes más modernos. Es que la planta ideal, en el ambiente indicado puede ser la declaración de contemporaneidad más sencilla y fresca de la casa.
En PEHACHE somos fanáticos de los terrarios y las macetas colgantes, pero ¿qué poner adentro? Los cactus y las suculentas son un clásico, sus formas esculturales son muy interesantes y quedan divinas en cualquier lado. Redondas, puntiagudas, brillantes, opacas, combinalas en una misma maceta: el resultado es impecable. Además, son fáciles de cuidar ya que no necesitan mucha agua, aunque sí requieren luz directa. 
Poner plantas en tu casa no es solamente una tendencia y nada más, además de darle vida y alegría a cualquier ambiente ayudan a purificar el aire ya que oxigenan y retienen las partículas toxicas que están en suspensión. Es muy probable que tu casa esté cargada de químicos y hay varias especies que son especialistas en mejorar la calidad del aire. Los Spathiphyllum, los helechos, los ficus, las palmeras, la hiedra y las dracaenas son algunas de estas especies purificadoras. Tenés miles de opciones, pensá que plantas son las que más te gustan, las que mejor se adaptan a tu casa y al tipo de luz que tiene y no lo dudes.


Jardines verticales
Ya sabés de lo que estamos hablando, modernos y cancheros, los jardines verticales han llegado para quedarse, nos encantan. Ahorran espacio y son verdaderas obras de arte. Para adentro, para afuera, siempre suman y, al igual que las plantas, si elegiste instalar uno en el interior de tu casa, también cumple la función de purificar el aire. La buena noticia es que es una idea que se puede aplicar en la mayoría de las paredes, en general no necesitan mucho mantenimiento y son grandes aislantes térmicos y acústicos.
Hay varias maneras de implementar esta gran idea, las repasamos. Se puede armar un jardín vertical con canaletas de desagüe, con pallets, con macetas colgantes y con bolsillos.
A la hora de elegir las plantas, hay que tener en cuenta el espacio para la tierra que permite tu jardín vertical (va a depender del método que hayas utilizado para armarlo). Cuando es limitado, es importante que las plantas sean ser pequeñas y que no necesiten mucho espacio para las raíces. En este caso, una buena idea es aprovechar y hacer una huerta de las hierbas que uses para cocinar. La albahaca, la menta, la lechuga y los pimientos, por ejemplo, son muy buenas opciones para un jardín vertical exterior. Para el interior, azaleas, crisantemos y aloe vera. De todas formas, hay miles de opciones, solo es cuestión de investigar un poco.
El riego se puede hacer de manera tradicional, con una manguera o regadera (si es en el interior) o también se puede instalar un sistema de riego por goteo. Sea cual sea el sistema que elijas, tené en cuenta que el buen drenaje es fundamental.



Terrazas verdes
Esta es otra tendencia que, por suerte, también está pisando fuerte. Ojalá este sea el fin de las terrazas tristes y grises que abundan en la ciudad. Esta es la manera ideal de optimizar el espacio y de que los habitantes de las grandes urbes tengan la oportunidad de disfrutar de un verdadero jardín. Nada como pisar el pasto con los pies descalzos, ¿no? Bueno, ahora también podés disfrutar de este pequeño lujo en la gran ciudad.
Pero este no es el único beneficio: al igual que en el caso de los jardines verticales actúan como aislantes térmicos y acústicos naturales y mejoran la calidad del aire, aumentan la vida útil de las capas impermeables de los techos, retienen y retrasan el escurrimiento del agua de lluvia por lo que reducen el riesgo de inundaciones en la ciudad, reducen el efecto invernadero, ayudan a recuperar los ecosistemas dañados por la urbanización.


Así que ya sabés, a ensuciarse las manos y a seguir recuperando el valor de lo verde.
Como siempre, te esperamos en el local con muchísimas novedades. Estamos estrenando vidriera, ¡pasá a verla en vivo y en directo!

Publicar un comentario en la entrada

Dejanos tu comentario. Gracias!!