20140827

Anthony McCall, el artista de la luz

Parece mentira pero ya se está terminando agosto, nuestro mes dedicado a la iluminación. Esperamos que hayas tenido en cuenta todos nuestros tips y que hayas aprovechado el excelente descuento para renovar tu casa. Si todavía no pasaste por el local, todavía te quedan unos días, el descuento está hasta el viernes, ¡no dejes pasar esta oportunidad! La semana que viene arrancamos septiembre con todo, con nuevas propuestas y sorpresas, pero hoy, cerramos Shine a light on you con un artista interesantísimo que, cómo no, trabaja con la luz: Anthony McCall.

ABOUT
Nacido en 1946, en Inglaterra, estudió diseño gráfico y siempre demostró un gran interés por la experimentación con la luz y la imagen. En 1973 se mudó a Nueva York, ciudad en la que sigue trabajando hasta el día de hoy.
McCall es conocido por sus instalaciones de “luz sólida”, una serie que empezó en 1973 con Line Describing a Cone, en la cual una forma volumétrica de luz proyectada se va transformando, lentamente, en el espacio tridimensional.

La suya es una obra que oscila entre la escultura, el cine y el dibujo y su relevancia ha sido reconocida en múltiples exhibiciones en museos alrededor del mundo como el Whitney Museum of American Art (Nueva York), el Museum Moderner Kunst (Viena), el Centre Georges Pompidou (París), el Tate Britain (Londres) y el Museum of Modern Art (Nueva York), entre otros.



El año pasado, su obra también visitó Buenos Aires, con una muestra impactante en el Faena. Junto con obras del artista alemán Mischa Kuball y con curaduría de Alfons Hug, la exposición se llamó “El Aleph”, tomando su nombre del famoso cuento de Borges.




 
OBRA
Sus proyecciones crean un mundo fantástico y onírico. Visitar una de sus muestras es como encontrarse, de pronto, en un lugar silencioso, solemne; como estar en el espacio. Sus animaciones, blancas sobre fondo negro, son proyectadas en un cuarto oscuro. El humo es un ingrediente infaltable, por supuesto. De esta manera, sus dibujos bidimensionales se transforman en corpóreos, tangibles, se convierten en formas esculturales, tomando prestada la tercera dimensión. Más allá del rigor formal y conceptual de su trabajo, McCall siempre expone en espacios abiertos en los que los visitantes son capaces de moverse libremente, interactuar con las obras y, de esta manera, modificar su apariencia.



Interestante, ¿no? Contanos qué te pareció la obra de Anthony McCall.
Publicar un comentario en la entrada

Dejanos tu comentario. Gracias!!